lunes, 25 de enero de 2016

EN LA TELA DE LA ARAÑA.



EN LA TELA DE LA ARAÑA.

La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía..”
´ proverbio árabe


El actual panorama oculto es descorazonador, como ya advertimos de antemano en el templo, hordas de necrofagos espirituales, cargan imparables sobre el festín de carroña de nuestras inquietudes existenciales. Hoy día, al caminante del sendero oscuro ( y de cualquier otro relacionado), le resulta prácticamente imposible discernir con acierto donde encontrar un pedazo de genuina enseñanza oculta.
La red se haya inundada de esperpenticas ofertas destinadas a intentar acaparar el vacío presente en las personas. Ordenes, logias, grupos, iglesias, templos, credos, sacerdotes, iniciados, covens, la lista es interminable. Desde religiones de nuevo cuño a reconstruccionismos de antiguos credos, ordenes esotéricas y constructos camuflados de conocimiento científico. Todo vale con tal de asegurarse una porción del pastel. Las personas hemos perdido la magia con que el pensamiento mítico/mágico bañaba nuestros días, y el nuevo paradigma de la razón, a transformado muchos de los aspectos de nuestras vidas en una cárcel, cuyas cadenas y paredes son una realidad insulsa y alienante.
La ciencia en muchos aspectos, al despojar al ser humano de su afán de trascendencia, a reducido a la persona a poco más que una maquina biológica, absolutamente programada por su naturaleza animal, su herencia genética, y el equilibrio químico de su cerebro. Los pocos intentos que se hacen en la dirección de examinar el fenómeno de nuestra existencia desde una perspectiva más amplia, como pueda ser el caso de la psicología transpersonal, son observados con recelo y descrédito.


Mención aparte merecen muchas de las grandes religiones mayoritarias, las cuales hace tiempo dejaron claro para muchos, el grado de retorcido interés manipulador que pueden llegar a alcanzar.

Quienes aspiran a encontrar un camino para su manera de sentir entre esta tormenta, para todos aquellos que no pueden evitar escuchar esa voz interior,esa que les grita de manera incansable que deben encender su fuego interior, la llama negra; el panorama es desesperante y laberíntico.
En un primer momento, pudiere parecer que la amplia amalgama espiritual existente habría de ser capaz, por lo numeroso y variopinto de su oferta, de colmar de un modo u otro las expectativas de todo buscador. Lamentablemente la realidad es bien distinta.
El ego de ciertos autoproclamados Guías, maestros, custodios, guardianes, etc, de toda suerte de secretos o enseñanzas, embadurna groseramente muchas de ellas con el hedor de su prepotente pretensión.
Viejos recursos, como el de intentar validarse a través de la supuesta antigüedad u origen de sus linajes y enseñanzas, siguen poniéndose en practica todos los días. Igualmente, el presentar retazos insignificantes de conocimiento, magnificandolos a la par que se disfrazan bajo aspectos nuevos, es en ocasiones, gancho suficiente para que muchos muerdan el anzuelo. No hay limite para las mascaras de la sinrazón


No os dejéis engañar por los espejismos del éxito. El que determinados sujetos o grupos gocen de “reconocimiento”, incluso a nivel internacional, y vivan de sus actividades mágicas, bien sea literarias, sacerdotales o de cualquier otra índole, no es indicativo necesariamente de autenticidad en lo que atañe a sus practicas. En multitud de ocasiones, es solamente fruto de una gran habilidad para el engaño, y de saber escoger a la hora de rodearse de colaboradores oportunistas, que se apuntan al carro en espera de su migaja del pastel o de formar parte de un modo u otro de tan lucrativo negocio...


Muchos se preguntaran si entre la extensa lista de enlaces del templo no encontraran ejemplos de esto que estamos diciendo, es muy posible queridos míos...
Tened en cuenta que nuestra labor es mostrar y dar oportunidad de conocer y difundir, pero no no hallamos en condiciones de garantizar en modo alguno la validez de toda vía.

Son muchos los debates suscitados alrededor del tradicional hermetismo que siempre ha rodeado a la enseñanza oculta, a pesar de que esto mismo también es objeto de una manipulación, cuyo objetivo es crear en el buscador la impresión de que ha encontrado un retazo de enseñanza veraz, nosotros siempre lo hemos defendido. Son muchos los que lo emplean a modo de reclamo, es cierto, pero afortunadamente todavía son muchos los que son conscientes de su validez, una criba es necesaria para separar la paja del grano y desanimar a los buscadores más neuróticos y compulsivos.


El sendero no puede ser transitado por todos, lo sentimos mucho, pero el igualitarismo imperante no tiene cabida aquí, si bien es cierto que ciertas formas de practica son accesibles a todos, ciertos usos en el Arte son un privilegio al que tienen acceso muy pocos, quien escribe esta lineas bien pudiere ser uno de ellos, algo que solo el tiempo me desvelará...
Pueden venderte toneladas de auto ayuda estúpida y banal, motivaciones y toda suerte de técnicas de “coaching” para superación personal, pero por mucho empeño que le pongas, no todos podemos ser astronautas, con la practica del arte, mal que les pese a muchos, ocurre lo mismo.
Naturalmente esto es un ataque directo contra la publicidad de muchos, cuyo esfuerzo va dirigido en esa dirección, hacer creer que no hay limites para lo que puedes conseguir, sobre todo si hay dinero de por medio...
Ahora de vosotros depende desarrollar el sentido critico y el discernimiento necesario para no caer en la tela de estas arañas, nosotros no daremos guía alguna, de lo contrario estaríamos pecando de aquella misma exclusividad, que acusadoramente estamos denunciando en estas lineas.


Naturalmente somos perfectamente conscientes de que nuestras palabras mayormente caerán en saco roto, como no podía ser de otro modo, el sesgo cognitivo impedirá a la mayoría aceptar una verdad que les es desagradable y pone de manifiesto todas sus miserias y anhelos inalcanzables...


Primer requisito indispensable para lograr logro alguno, aseguraos de tener un control férreo, absoluto, sobre todos y cada unos de los aspectos de vuestra vida hasta que os encontréis en paz con todo y todos, algo que pasa primero por estar en paz y orden consigo mismo. De este modo no habremos de buscar camino alguno, pues ya estaremos en él. Entonces hablaremos de todo lo demás...”
-Los monjes de la Luna Azul, Maestro virus-

No hay comentarios:

Publicar un comentario