martes, 16 de junio de 2015

LA GRAN CONSPIRACIÓN ( UNA RAZA ABOMINABLE).



LA GRAN CONSPIRACIÓN ( UNA RAZA ABOMINABLE).


Algo sobradamente conocido por todos los internautas es la asombrosa cantidad de blogs, webs, y reseñas que circulan por todas partes, denunciando toda suerte de conspiraciones que amenazan con reducir a los seres humanos a la condición de esclavos. Desde alienigenas manipuladores de nuestro ADN como los Annunaki, pasando por la secta de los iluminnati, también tenemos al club Bilderberg, igualmente podemos encontrar el plan de dominación sionista global, y así un largo etc.
Es una reacción natural, apuntan los psicólogos. Es tan insignificante el poder que el hombre actual tiene sobre su destino que necesita aferrarse a un clavo ardiendo...


El conspiracionismo satisface las necesidades de diversos grupos políticos y sociales en Estados Unidos y otras regiones. Identifica élites, las culpa por las catástrofes económicas y sociales, y asume que las cosas serán mejores una vez la acción popular las pueda remover de las posiciones de poder. Como tales, las teorías conspirativas no tipifican una época o ideología particular."
Frank P. Mintz

Normalmente los detractores de dichas teorías se apresuran a catalogar a quienes las defienden como individuos aquejados de alguno de los muchos sesgos cognitivos. Y prontamente esgrimen toda suerte de argumentos racionales para demostrar que dichas teorías son falacias.


Pero si las conspiraciones existen, ellas raramente mueven la historia; producen una diferencia al margen de cuando en cuando pero con las consecuencias imprevistas de una lógica fuera del control de sus autores: y este es el error de la «teoría conspirativa». La historia se mueve por las amplias fuerzas y grandes estructuras de las colectividades humanas.”
Bruce Cumings

En la mayor parte de los casos los detractores tienen razón, ahora bien ¿ no habrá algo de cierto en toda esa desconfianza ?, ¿ no sera posible que si exista algún tipo de plan maestro en alguna parte ?. A mi modo de ver la realidad es mucho más triste que todo eso.


En mi particular modo de evaluar las cosas, la causa de todo ello radica principalmente en dos causas. En primer lugar tenemos la pandemia de estupidez supina que abarca a la practica totalidad de la población de los llamados países desarrollados. En segundo lugar encontramos un clásico de toda la vida, los gobernantes de dichas poblaciones, su estrechez de miras y su ambición infinita. Si, estoy generalizando, es cierto, no queda otro remedio a la hora de abarcar un punto de mira tan global.

Tengamos en cuenta algunas cosas que por otra parte ya hemos mencionado con anterioridad:
A casi cualquier gobierno le viene mejor la unidad dentro de la uniformidad. Si toda la población, piensa, y siente igual, los mismos resortes sirven para controlar sus estímulos.

La diversidad, la diferencia es peligrosa. Por definición el que es diferente lo es porque saca sus propias conclusiones. Lo es porque es sabio y los sabios piensan por si mismos, no pueden ser subyugados. Normalmente la gente con criterio propio no consiente en ser explotada, y lo que es peor, en ocasiones tiene la desagradable costumbre de denunciar la injusticia.


La diferencia es individualidad y esta es peligrosa para todo tipo de sociedades, la capitalista, la fascista, la comunista, la religiosa, la individualidad es una llama que arde con fuerza doble en una sociedad, precisamente por el contraste y la comparación.

La individualidad, la diferencia, y por ende la inteligencia que  suele acompañarlas, resultan peligrosas para lo establecido, lo ponen todo en tela de juicio, buscan alternativas más justas y viables y en cuanto pueden tienden a la autogestión y la no dependencia.

Las teorías de la conspiración espero sigan existiendo, por lo menos son un indicativo de que en ocasiones la gente se cuestiona las cosas, y en algunos casos dichas teorías han resultado ser ciertas. Un ejemplo de ello es la adición de químicos en el tabaco para desarrollar más prontamente la adicción en los fumadores, algo que esta comprobado hace tiempo. Existen otros muchos ejemplos igual de lamentables y en ámbitos diversos.

Hay ciertas tendencias tanto a nivel nacional aquí en mi pais ( España) como a nivel global que son de preocupar, sin que haga falta achacar su autoría a ninguna conspiración.

La corrupción de la clase política es más que evidente, manipulan, prevarican, mienten, sobornan. Gestionan las leyes en su propio beneficio, propiciando que les favorezcan e impidiendo que la justicia llegue de verdad a los más desfavorecidos. Limitan el acceso a la educación, favoreciendo la privatización, de este modo queda fuera del alcance de aquellos que no son vástagos de su “casta”.

Limitan la sanidad, la privatizan, hacen de la salud un negocio, priorizan los paliativos por encima de las curas reales al ser más rentables económicamente. Dejan morir enfermos por desidia o por pertenecer a colectivos cuyos males no son rentables para investigar. Poner unos senos nuevos es más rentable que curar la esclerosis, aunque luego la portadora de esos pechos no sepa cuantos continentes tiene la tierra...

Dan soporte a sistemas educativos aberrantes, los cuales están diseñados para programar al individuo de manera tal, que mayormente sera otro clon destinado a repetir hábitos de consumo y perpetuar el aberrante modelo de sociedad que ya empezaron a construir nuestros abuelos.

En definitiva, contribuir a que aumente el “rebaño”.

Ajustan la economía de modo tal que la población, prisionera y atrapada por los hábitos de consumo adquiridos, se vea prisionera por un modelo de yugo más suave, pero igual de limitante que el del campesino medieval...
Veamos algunas de las cosas que caracterizaban al estado medieval y que no han cambiado a día de hoy:
Todavía los gobiernos, iglesias y ciertos sectores de la población, están empreñados en decirles a los demás que pueden y que no pueden hacer con su cuerpo...

Marcan fronteras para controlar el transito por un planeta que te pertenece en la misma medida que a cualquiera.

Pueden retenerte por incumplir leyes ( sean justas o no ) que ellos mismos han creado.

Reclaman un parte de tu patrimonio sin explicarte a donde va el dinero que les entregas.

En ocasiones intentan decirte con quien puedes o no casarte.

Gastan el dinero en guerras. Al parecer como ya no quedan tierras por “descubrir”, ni salvajes que “ilustrar, evangelizar y colonizar”, la tendencia es desestabilizar un país, lograr que entre en guerra, y acudir a “liberarlo”, para posteriormente reconstruirlo y aportarle nuestros valores democráticos... Todo esto antes que ayudar a su propio pueblo.

La gente esta fascinada y atrapada en espejismos de consumo, éxito, ocio, moda, fútbol, juegos y paraísos virtuales, blandas filosofías superficiales de corte new age, absolutamente programadas y mediatizadas, abstraída por una tecnología que obviamente la sobrepasa. Todavía no hemos aprendido a comunicarnos en persona con veracidad y ya pensamos que estamos “conectados” a los demás por las redes sociales, las cuales dicho sea de paso, tienen mucho de "redes" y poco de "sociales".

Algunos ingenuos, bien por ser de los mas afortunados por este sistema (a menudo los perritos del amo bien alimentados), o por su supuesta categoría otorgada por el mismo sistema ( títulos, estudios, cargos), se apresuran a tranquilizarnos diciendo que nuestra vida es mejor ahora que hace cien años, el mundo dicen “ es ahora un lugar mejor”.

Con millones de desplazados por las guerras, niños esclavizados, un alto porcentaje de la población mundial sin acceso al agua potable, un calentamiento global ya difícilmente reversible, etc, permitidme que lo ponga en tela de juicio...

Un campesino medieval vivía sus días subyugado, ignorante de casi todo y explotado a lo largo de sus 30 ó 40 años de vida. A día de hoy se puede escoger hacer lo mismo a lo largo de 70 ó 80 años, o lo que es peor, se puede ser inquieto, percibir el engaño, y sentirte igual de impotente que quienes antaño eran de los pocos en pensar por si mismos.

¡ despertad ya !, la mayor conspiración somos nosotros, una raza abominable...Solo nosotros mismos somos los responsables de la unica conspiración real, nuestra decadencia.

Algunos se preguntaran que pinta esta publicación en un blog de magia negra y LHP. Bueno quienes se hayan formulado pregunta semejante, que no sigan leyendo, y borren la dirección de este templo de sus navegadores, porque en verdad nada han entendido.

El sendero de la mano izquierda siempre ha sido antinomico, transgresor , y divergente. Desde antaño hemos fomentado la deificación del yo, la búsqueda del conocimiento, recuperar la sabiduría ancestral y primigenia de nuestros antepasados más capaces. Muchos son lo que se proclaman herederos de las antiguas escuelas de misterios, son legión los autoproclamados maestros, magos, brujos, hierofantes, gurus e iluminados.

Dejaremos que las obras de cada cual hablen por si mismas...

Es preciso en primer lugar mostraros la falsedad existente en todo lo mundano, después de ello ya podremos hablar de rasgar los velos de los reinos invisibles. Se acercan tiempos nuevos en el seno del templo, se acercan los días de la luna azul.

Como bien ya saben muchos de los que ya pasaron por aquí, nuestras puertas volverán a estar abiertas de nuevo, esta vez de manera distinta pero igualmente abiertas.

Vivimos en el centro de la nada y nuestro tiempo esta dentro de los limites de lo eterno”
Maestra “ Loca  dos veces “




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada