miércoles, 17 de julio de 2013

Introspección

                                                                                      "La luz entra en cada persona por una puerta privada"                                                       -Ralph waldo-                                                                                              Durante los siete primeros días de agosto, voy a participar en un retiro de meditación Zen intensivo en el templo Luz serena, en Requena, Valencia. Este primer retiro de introducción, está diseñado para los que nunca han participado en un retiro zen. En él se dan explicaciones detalladas sobre la práctica de la meditación (zazen), la comida en cuencos, las recitaciones de los sutras y todos los demás aspectos de la práctica del Zen. También se dedica un tiempo a ejercicios de flexibilidad y estiramientos que permitan adoptar la postura de zazen con mayor facilidad. Puede que para algunos lectores resulte incomprensible como mi periplo ha podido llevarme de las practicas inherentes a los senderos de la mano izquierda en el seno del Templo de la llama ascendente, a la practica del Zen. Esto es algo que intentaré clarificar en el próximo articulo. Aparte de compartir mis impresiones sobre dicho retiro, intentaré establecer paralelismos entre lo experimentado hasta el momento en la practica de Zazen y ciertos ejercicios del sendero siniestro; no en vano fue la experimentación del vacío, de la vacuidad más completa, acaecido durante una practica ritualista dedicada a Hécate y la similitud con un pequeño samadhi experimentado durante la practica del zazen lo que me empujo a ello. Quiero dejar claro que no hablo como portavoz de unos ni de otros, los paralelismos que estableceré entre el Zen y determinados aspectos del sendero oscuro, están circunscritos a mi ámbito personal y son enteramente subjetivos. No pretendo con ello en modo alguno establecer una relación entre un sendero y otro, aunque soy consciente de que existen determinadas corrientes budistas de naturaleza esotérica, no es el caso del Zen, como ya digo esta relación pertenece exclusivamente a mi percepción de las cosas como ente individual.
 

2 comentarios:

  1. Ahí lo tiene: publicado a las 23:32, no sólo número mágico si no invertido como en un espejo, y "capicua". ¡Buena suerte!

    ResponderEliminar
  2. Encuentro sumamente interesante el concepto de vacio absoluto, de Nada que expones y que yo, en algun sentido y hace ya demasiados años ya experimenté también. Espero con ganas tu siguiente artículo y te deseo que tu retiro sea fructifero!

    ResponderEliminar