sábado, 4 de mayo de 2013

Donde yace lo oculto...

                                                                        DONDE YACE LO OCULTO...

Hay verdades tan evidentes que se injuria a la razón con pretender demostrarlo.”
-Mariano Moreno -

Frecuentemente, los seres humanos, nos obcecamos en alcanzar el cielo antes siquiera de haber subido a un árbol... A menudo suspiramos por secretos imposibles, por quimeras lejanas, cuando aun no hemos sido capaces de conquistar lo cotidiano. Muchas de las grandes verdades están escritas en los acontecimientos sencillos. Son legión los estudiantes que desdeñan las practicas tediosas, la rutina continuada, el ejercicio del habito. Es el día a día el que forja el espíritu, esa es la fragua del Alma, no el ocasional encuentro con lo inesperado. Si no existe costumbre, entrenamiento, disciplina, difícilmente se alcanzaran resultados en momentos cruciales.

Nuestros tiempos, en nada se asemejan a otros en que la practica de la magia era algo integrado de forma natural en el día a día. El tiempo disponible, el entorno, la sociedad, todo en definitiva, es notablemente distinto. Existen Cosas, sin embargo, que permanecen inalterables. El tesón, la constancia, son cosas que forman parte indisoluble de toda formación en el campo de lo oculto. Y mucho de ello, no nos cansaremos de repetirlo, podemos encontrarlo en las cosas más banales y cotidianas. “Conócete a ti mismo “ reza la inscripción del templo de Delfos, una indicación de dos mil años de antigüedad y que aun hoy, por muchos permanece ignorada. El estado vital necesario para la consecución de objetivos en magia, pasa por la obtención de una mentalidad concreta a la hora de interaccionar con nuestro entorno. Este estado, es consecuencia natural de la observación de todos y cada uno de los acontecimientos que acaecen en nuestro día a día.
                                                                Extrayendo la enseñanza oculta en estos aparentemente banales sucesos, el hombre sabio obtiene sabiduría y experiencia, el necio solo maldice, o se queja y lamenta. Sin caer en idealizaciones románticas o estúpidas sobre la figura del bárbaro o el salvaje, es mucho el precio que en ocasiones pagamos los seres humanos por nuestra comodidad, pues perdemos nuestro temple. Tendemos a reírnos cínicamente cuando observamos la reverencia del salvaje hacia lo que le rodea, su ignorancia primigenia que le hace conducirse como si todo fuera sagrado. ¿ Acaso no lo es, pregunto yo ?. Curiosamente, y a pesar del antropocentrismo que se supone impregna todos los aspectos de la humanidad desde hace siglos, ¿somos fieles a esa visión ?. En modo alguno... para empezar en nuestro modelo actual, descarada o encubiertamente, prima todo lo económico sobre cualquier otra cosa. No hay filosofía, credo, religión, o tendencia, que no sea dejada a un lado en cuanto hay beneficio a sacar. Hemos perdido el sentido de lo sagrado, y cuando se hace referencia al sentido supuestamente sagrado de algo, es solo para hacer más negocio.

"Incluso entre aquellos que desean un cambio persiste la confusión, si queremos que cambien las cosas a nuestro alrededor, es mejor empezar por cambiar aquello sobre lo que tenemos mas control, nosotros mismos. De nuevo aquí, la ceguera de los seres humanos hace que equivoquemos el procedimiento. Cualquier cambio transcendental a producirse en el interior de las personas, debe seguir la dirección correcta, es decir de dentro hacia afuera, y no al revés. Tomemos por ejemplo algo banal como el aspecto externo ; a la hora de proyectar en otros lo que alberga nuestro interior , debemos poseer dentro de nosotros mismos ese algo. Una persona serena y equilibrada ,solo reforzara esa impresión mediante el uso de factores externos. Por el contrario, aquel que desee mediante esos factores externos adquirir esa serenidad y equilibrio, solo conseguirá un exito parcial y superficial. Tendemos a identificarnos con cosas que están fuera de nosotros en un intento de traerlas hacia nuestras vidas. Eso es un error, todo lo que necesitamos esta ya dentro de nosotros, el problema es que nuestra atención está siempre volcada hacia el exterior en lugar de hacia nuestro interior. No se puede vivir con la atención constantemente puesta en el pasado o proyectada sobre nuestro futuro, lo primero ya paso y lo segundo está por venir, y ademas será consecuencia directa de como vivamos el aquí y el ahora. Aquí y ahora, es la única franja espacio-temporal sobre la que tenemos algún control."

                                                      -Maestro Virus-


                                                                                                  Algunos incurren en un error al pensar que el sendero oculto es materialista, esto puede ser así en el caso del satanismo Laveyano, pero hemos de recordar que desear es muy fácil, obtener es notablemente más complicado, requiere tiempo, esfuerzo y energía. Hemos de tener cuidado con lo que deseamos, pues la acumulación de deseos insatisfechos alimenta a la sombra. Y como decía Carl Jung a propósito del proceso que el llamo “individuación”, este pasa indefectiblemente por enfrentarnos a nuestra sombra. Los deseos insatisfechos, crean frustración, y esta es muy peligrosa para la salud de las personas, ademas de fuente de muchos males. Nuestra moral judeocristina, con sus pecados y sacrificios, impregna el desapego y la renuncia de una carga peyorativa que no poseen. ¿ Renuncia a que ?, a todo aquello que yo no necesito no renuncio, pues no lo busco, todo aquello a lo que no me ato, no lo pierdo puesto que no lo poseo.

                                                                                   La imagen tradicional del mago que trata con entidades y demonios, es la de alguien que obtiene beneficios del trato con dichas entidades, esto es así en parte. Pero hay muchos tipos de demonios, y algunos deben ser enfrentados en nuestro interior para que no nos dominen y dominarles nosotros. El mago negro se enfrenta a la oscuridad de su interior, la integra, modela y transforma, deidificandose en el proceso, no hay viaje más espeluznante que el viaje hacia nosotros mismos, nada produce más terror en las personas que el conocerse a si mismas. Los más peligrosos demonios, son los que criamos en nuestro interior, pues son parte de nosotros mismos. Antes de buscar el trato con entidades exogenas, deberíamos haber aprendido a tratar con las endogenas. Citaremos ahora el modo de contactar con ellas, no precisaremos de sellos, sigiles ni parafernalia externa, tan solo precisamos sentarnos en silencio, todos los días, centrar nuestra atención completa en nosotros mismos, en la respiración, en nuestros procesos mentales. Pasado el tiempo estos demonios interiores aparecerán, pues tarde o temprano contestaremos a las preguntas que nos hagamos a nosotros mismos, y ademas no podemos autoengañarnos con las respuestas. Precisamente Autoengaño es el nombre de uno de estos demonios. Otros son: Ira, miedo, deseo superfluo, odio, falta de disciplina, ignorancia, falta de sensibilidad, etc. Antes de que nadie se pierda y piense que estamos dando un enfoque cristiano pondremos un ejemplo. La represión es represión en cualquiera de sus manifestaciones, reprimir el deseo sexual por ejemplo, es pernicioso, pero dejarse llevar al grado de compulsión por el deseo sexual, puede ser igual de pernicioso o más que una castidad impuesta. La virtud de las cosas está en el termino medio decía el Buda, los demonios habitan en los extremos. Son muchos en conjunto y su nombre es legión                      
"Aquellos que están atentos al instante presente no morirán nunca.
Aquellos que no prestan atención al instante presente ya están como muertos". 
                                               
                                                           Shakyamuni




2 comentarios:

  1. "Son legión los estudiantes que desdeñan las practicas tediosas, la rutina continuada, el ejercicio del habito. Es el día a día el que forja el espíritu, esa es la fragua del Alma, no el ocasional encuentro con lo inesperado. Si no existe costumbre, entrenamiento, disciplina, difícilmente se alcanzaran resultados en momentos cruciales."
    Me quedo con esta parte del artículo. Me servirá como recordatorio de algo en lo que trabajar!. Muy bueno, como todos tus artículos!

    ResponderEliminar
  2. Se podría decir que es una reflexión en voz alta, ya que ademas de enunciarlo, somos los primeros que deben seguir aplicandolo, es una labor a realizar cada día que dure nuestra vida...

    ResponderEliminar