martes, 9 de abril de 2013

El sendero de la serpiente 1ª parte


La tradición del Dragón es un camino iniciático mágico inspirado en el simbolismo derivado de dragones y serpientes mitológicas. Es una tradición presente en todo el mundo antiguo, que se remonta a las primeras civilizaciones y las creencias religiosas en las que los dioses draconianos, espíritus, monstruos y bestias representaban el concepto de la oscuridad, el caos, o lo desconocido. Por esta razón, es posible trabajar con el Camino Draconiano a través de diversas tradiciones culturales y paradigmas religiosos, como por ejemplo, la tradición egipcia, las leyendas celtas, la mitología escandinava, y muchos otros. En la actualidad los dragones pueden parecer simplemente un producto del mundo de fantasía, libros, películas, juegos, etc, pero su historia mitológica se remonta a los tiempos más antiguos. Mitos de dragónes y deidades serpiente se encuentran en todo el mundo en las leyendas, literatura y cuentos populares. En la tradición escandinava tenemos Jormungandr, la serpiente terrorífica que sostiene el mundo del hombre en sus brazos en espiral, Nidhogg, que se alimenta de las raíces de Yggdrasil, y Fafnir, que representa el poder de la auto-transformación. En la mitología egipcia el principio draconiano del Caos luchando contra el Orden está representado por la serpiente Apep que incesantemente intenta devorar  y encarcelar al dios del sol Ra en la oscuridad del inframundo. En la Biblia, la Serpiente es el Seductor que libera a la humanidad de la ignorancia ciega. 

                                                                                                                   La promesa de la Serpiente es que el hombre se convierte en Dios si se atreve a dejar la seguridad de la Luz y entrar en la Oscuridad Primordial . Este misterio revelado por la serpiente en el Jardín del Edén resultó en muchos movimientos antinómicos, inspirados en muchos sistemas filosóficos y mágicos, y dio lugar a la aparición de sectas gnósticas tempranas, como los ofitas, cainitas, o setianos, que creían en el papel mesiánico de la serpiente, y la gnosis de la serpiente vista como el único camino de salvación. Los Dragones también aparecen en las obras de arte de todo el mundo: relieves y esculturas, cerámicas y tapices, piedras funerarias, dibujos y pinturas rupestres de pared - en Escandinavia, Roma, Grecia, China, Mesopotamia, Egipto, las civilizaciones maya y azteca, y en muchos otras .
"El simbolismo draconiano es complejo y es un objeto más allá del alcance de un solo ensayo. Los Dragones mitológicos suelen representar principios específicos. Como serpientes aladas que reflejan el principio hermético "Como es arriba, es abajo" y se refieren a la calidad ctónica de la tierra y el inframundo (el cuerpo de reptil) ambos se unen con el concepto espiritual de los cielos (las alas). También se representan a menudo con siete cabezas y el número siete tiene un significado esotérico muy significativo en los Misterios draconianos. Las siete cabezas del dragón se identifican con los siete planetas de la astrología tradicional, los siete Sephiroth inferiores / Qlipoth en el Árbol cabalístico, las siete estrellas de la Osa Mayor , las siete zonas de potencia o chakras a través del cual la Kundalini asciende a unirse con la conciencia cósmica , etc. Los poderes de los siete Sephiroth inferiores se cree que culminarán en Daath, que es la puerta de entrada al Abismo, custodiado por el dragón Choronzon, un demonio que acecha en el umbral que separa los mundos de la Luz y la Oscuridad. A veces, la serpiente representa la fuerza masculina fálica, y el dragón de fuego el principio masculino como Tifón, temible monstruo de la mitología griega. Pero hay muchas historias y leyendas que describen al dragón Tiamat como explícitamente femenino ( el mito babilónico de la creación ) o Lilith como la serpiente en el Jardín del Edén. En otros mitos el principio draconiano , es andrógino, como la serpiente Ouroboros, que representa la existencia sin tiempo, continuidad y eterno ciclo cósmico de la muerte y renacimiento. Este simbolismo y atribuciones se puede interpretar de muchas maneras y se incorporan en un sistema personal de iniciación de la Gnosis draconiana. "  

                                                                                       El camino del Dragón es caótico, dinámico, e impredecible a menudo, sin embargo, es posible trabajar con el a través de ciertos patrones y sistemas mágicos que te introducen paso a paso para Iniciarse en los misterios draconianos. La diosa Tiamat de la cosmología babilonica, una de las más antiguas historias mitológicas de la Creación, es el Dragón Primordial, o la madre del Universo. El mundo como lo conocemos, se formó a partir de su cuerpo y los seres humanos fueron creados a partir de la sangre demoníaca de su amante (En antiguos mitos de Mesopotamia, Kingu, fue un demonio que se convirtió en el segundo consorte de Tiamat, luego que muriera su primer consorte Apsu. Tiamat, convencida que tenía que vengar la muerte de Apsu, entregó a Kingu las "tablillas del destino", estas detentaban el poder y así lo convirtió en Príncipe de los dioses. Pero en la contienda Tiamat, murió a manos de Marduk y Kingu por ser el jefe de la rebelión fue condenado a morir y a que con su sangre se creara la raza humana, para servir a los dioses. Es uno de los protagonistas del poema épico Enuma Elish.) El poder del Dragón fue suprimido e incorporado en el nuevo orden mundial en el que el hombre no es más que un esclavo y sirviente de los dioses de la Luz. Este mito se refleja en el patrón biológico humano y el origen reptil del tronco del encéfalo humano. Pero la fuerza draconiana no puede ser domesticada. Somos la Carne y la Sangre de Dragón, y la conciencia de este legado abre puertas dentro de nuestras mentes a través de la cual podemos reclamar el potencial primario y liberar el alma. Es importante señalar, sin embargo, que el término "Dragón" no se refiere aquí a cualquier deidad específica. Se refiere a la corriente infinita, eterna, cósmica, de la energía primordial que impregna la tierra y la conciencia humana y puede ser aprovechada y utilizada como vehículo evolutivo por aquellos que buscan despertar y aceptar este poder. Dioses y espíritus draconianos son manifestaciones de esta fuerza, pero ninguno de ellos es la representación única o completa de la esencia del Dragón.
                                                                                                                 El dragón no debe percibirse como un "dios", un "espíritu", o una fuerza exterior abstracta, a pesar de que muchas entidades pueden encarnar la esencia del Dragón y actuar como intermediarios que nos ayudan a comprender y aprovechar esta corriente infinita. El poder del Dragón en sí mismo es indefinido e intangible, es la cruda energía primaria contenida en la Matriz del Universo que dio a luz a todos los mundos y toda la vida. Hay, sin embargo, ciertas formas divinas o arquetipos a través del cual podemos trabajar con la corriente draconiana. Apep en Egipto, Tiamat en Babilonia, Leviatán de las leyendas hebreas, o la serpiente en la Biblia - estos son sólo algunos ejemplos de las deidades serpiente / dragón empleadas en la magia draconiana. La Matriz del universo, La serpiente Ouroboros, representa el principio de que todo es uno y uno es todo: el final es el principio y el principio es el final. Cuando un ciclo termina, otro comienza. La corriente draconiana actual es  movimiento continuo y  lucha, el juego eterno de los patrones cósmicos y las partículas. Ellos luchan y se devoran entre sí. Ellos copulan y producen nuevas crías. Esta es la corriente de la fuerza en movimiento, el equilibrio a través de la lucha, el equilibrio de los opuestos. La magia draconiana se trata tanto de furia, muerte y destrucción, como de Amor, ya que también existe erotismo y creación. La energía está siempre en movimiento , la fuerza bruta y pura de la conciencia cósmica primordial, el principio fundamental detrás del eterno ciclo cósmico de nacimiento-muerte-renacimiento.


"La Diosa de Caos Tiamat es el Dragón Primordial del abismo . Ella es la madre de todos los dioses y la esencia de la que se formó el mundo cuando fue asesinada por Marduk en la batalla por el nuevo orden cósmico. Su carne y huesos constituyen las estructuras del mundo, la sangre de su descendencia demoníaca corre por las venas de todos los seres vivos, y su conciencia habita en la raíz de la mente humana como el dragón interior, la chispa del potencial divino. El Caos Primordial es el vientre de la Diosa Dragón. Ella es la que da a luz a todas las cosas y las devora en el ciclo cósmico eterno. Ella es la prostituta que seduce al caminante en el camino entre las estrellas y aviva la chispa divina que arde y palpita en nuestra sangre. Ella es la Madre de aquellos que se atreven a levantarse sobre sus alas de fuego y destruir el mundo con su aliento de fuego. Y es también la destructora de los débiles, de la falsedad hipócrita y de aquellos que optan por el estancamiento y la ignorancia sobre la lujuria y la furia. El vientre de la Diosa Dragón Primordial es la fuente, el Abismo, el vacío, el principio de todo el Universo. Su fuerza es la chispa de la vida dentro y fuera. Se levanta en el Iniciado como la Serpiente Kundalini, elevando el alma a la Puerta del Caos donde la conciencia se hace añicos, se descompone, y se despoja de todo condicionamiento mundano. Pero también se manifiesta en los fenómenos de la naturaleza en la tierra. Hay muchas teorías y especulaciones acerca de los patrones de energía del dragón que constituye el campo magnético de la Tierra. Se les llama "líneas de dragón" o "líneas ley" ya que a menudo se cree que las venas místicas que conectan puntos de la energía de la tierra son vórtices antiguos de la energía cósmica , los chakras de la tierra." 
Continuara...

Templo del Fuego Ascendente @ 2012 / ascendingflame.com
El Camino del Dragón Asenath Mason.
De "El Camino de la Serpiente" de Magan Publications, 2011. 



4 comentarios:

  1. Muy buen artículo, estoy esperando ya la segunda parte. Una de las historias draconianas que más me gusta es la de Fafnir y su tesoro, en el cual veo un paralelismo con el aspecto negativo de la runa Fehu, y de ahí a la podredumbre del mundo actual

    ResponderEliminar
  2. Gracias, en realidad, tal y como indicamos , el articulo es de Asenath Mason. Una buena observación la de la runa Fehu. En breves la dos partes que componen la totalidad del articulo.

    ResponderEliminar
  3. muy buena la pagina, no coincido con ustedesm trate por años pero me di cuenta que (por lo menos para mi) el sendero izquierdo es inviable xq la misma experiencia que se quiere llevar al plano espiritual es la que estamos viviendo en este plano y ya esta visto que es inviable, siempre hay alguien con mas poder y ego que puede accionar en contra de otro que se oponga a sus deseos. pero el articulo del dragon es buenisimo, saludos!

    ResponderEliminar
  4. él articulo estas muy bueno...Voy a estudiar los otros.

    ResponderEliminar