jueves, 28 de febrero de 2013

Lycantrophia

                                                                                                          LICANTROPÍA.                                                                                                                    “ Aullaban, tenían los ojos desorbitados y la mirada de los locos. Muchos iban desnudos o solo cubiertos por pieles de animales. Echaban espumarajos por la boca y mordían con rabia sus escudos.”                                                                              ( Un legionario romano anónimo )                                                                        Berserkers, guerreros sagrados germanos y escandinavos que se volvían locos en combate. Los historiadores no terminan de poder determinar como llegaban a ese estado de trance. ¿ Ingesta de alucinógenos?, ¿ un estado mental inducido ?. Probablemente ambos. Guerreros escogidos de entre su gente, imbuidos de una mística guerrera y vocación de servicio a sus dioses. Y luego, probablemente una pequeña ayuda en forma de algún tipo de droga, aunque fuese en pequeñas dosis. Estos fabulosos guerreros, mencionados en las sagas escandinavas, son los responsables de muchas leyendas sobre los hombres lobo. Sus estados alterados de conciencia y sus síntomas de posesión, con tintes animales, los colocaron en el punto de mira del cristianismo medieval. A día de hoy es posible encontrar en algunos lugares del mundo, como áfrica, ejemplos de hombres que dicen transformarse en animales. En momentos y situaciones de intenso pánico en una “civilizada” ciudad europea ,estoy seguro que también algunos hombres se transforman en animales... Bromas parte, ¿porque querría nadie mutar en bestia, ya fuera literal o mentalmente ?. Muchos son los motivos y muy diversos, daremos el nuestro. El lograr la capacidad de experimentar de un modo u otro, semejante regresión a un estado animal, ha de reportar al iniciado algún tipo de ventaja. Para empezar tal forma de catarsis, por fuerza ha de ser cuando menos liberadora. Ademas en muchos casos, los atributos del espíritu del lobo acompañaran siempre al practicante de tal rito.                                                                                 “ Al cabo de unos instantes empece a sentirme desorientado, mis miembros parecían no pertenecerme. Comencé a experimentar sensaciones en el cuerpo, el cual parecía estar cambiando. Me dije a mi mismo que yo me había sugestionado para esto y que podía detenerlo cuando quisiese. La cantidad de droga era pequeña, pues se trataba de una primera toma para experimentar, tenia que poder tenerla bajo control y ser capaz de atar mi imaginación. No fue así... a partir de aquel momento mi voluntad quedo subordinada, parecía ser un mero espectador de cuanto estaba pasando. Algo más fuerte, más grande, y más viejo que yo, entraba en mi tomando el control. Mi percepción de las cosas a partir de aquí es difusa, no se como explicarlo con claridad. Por una parte es como si mi mente, tal y como yo creo recordarlo, fuese más sencilla, más básica, simple como la de un animal o un niño. Por otra parte notaba mis sentidos ampliados y me sentía más fuerte. Y aullaba, ¡ Oh si aullaba !. Aquello de lo que entré a formar parte era una sola cosa, yo era una sola cosa. Aquella cosa que era yo eramos muchas veces la misma cosa. Todos misma cosa, muchos misma cosa. También eramos la única gran cosa que siempre fue muchas mismas cosas. “                                                 (Testimonio anónimo )                                                                                                 Donde empieza y donde acaba la realidad... El como percibimos las cosas depende de nuestro intelecto y de nuestros cinco sentidos. ¿ Y si estos nos dicen que la experiencia es genuina y la mente llega a creérselo. ? El como percibes las cosas, a todos los niveles, moldea el como vives tu realidad. Ahora llega la gran pregunta ¿ como llevar a cabo semejante transformación ?. De todas las formas de psicodrama, está es una de las más difíciles de llevar a cabo por hechiceros . Depende en gran medida de nuestros antecedentes culturales, pero este mito es común a muchas gentes por todo el planeta. Este rito, pertenece a ese genero de practicas que juzgamos conveniente sean “ asistidas”. La presencia de personas con experiencia en guiar a otros por ese estado de trance, es fundamental a nuestro entender. En este caso en concreto, no es ejemplo quien escribe estas lineas, de modo que daré por terminada aquí la referencia a esta practica en particular.                                        ( La magia de los desterrados, By Daniel Noctis )                                                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada