domingo, 3 de febrero de 2013

La visión de la noche.

                                                                         En el mundo moderno, cuando la vida se ha vuelto rápida y las personas están inundadas por el flujo rápido de información, muchos practicantes de las artes ocultas son atraídos a la magia del Sendero de la Mano Izquierda, atraídos por la promesa y por la idea de resultados rápidos y concretos. Sin molestarse por aprender lo básico, muchos comienzan con la evocación de espíritus y poderosos rituales, con la esperanza de que esto produzca los efectos deseados. Sin embargo, la mayoría se dan cuenta de que es como tratar de volar un avión sin haber aprendido como manejar el panel de control; en los mejores casos,  el practicante queda desilusionado al darse cuenta de que nada pasa, en el peor de los casos, se termina estrellando. Aunque en el avión hay piloto automático, no hay este tipo de atajos en la magia. Cuando tú comienzas con tu aventura en el Sendero de la Mano Izquierda, al igual que con cualquier sistema mágico, es esencial aprender una habilidad mágica básica, que es la visión astral.  No es posible practicar cosas tales como la proyección astral, la evocación de espíritus, pathworking y meditaciones guiadas, clarividencia, clariaudiencia o en otras palabras, formas de magia más avanzadas, sin aprender a ver, oír, sentir, probar y oler las energías sutiles. Todo es lo que llamamos habilidades de visualización o “ver claro”. Por otro parte, en la práctica de la magia del Sendero de la Mano Izquierda, no solo debes de aprender a experimentar lo que no se ve, sino también a sensibilizar tus sentidos a las energías oscuras y como encontrar y abrir las puertas a la Oscuridad, a través de las cuales los espíritus atenderán a tu llamado. Para esto tú debes entrenar y desarrollar la Visión de la Noche.
Despierta tu imaginación
La visión astral es la habilidad de ver los fenómenos astrales y las energías sutiles cuando aún están el cuerpo físico. Es la habilidad de ver los sueños, las visiones y las fantasías, la energía que rodea a las personas, los cuerpos astrales, las formas que asumen los espíritus, las sombras de los muertos y otras cosas que existen más allá del velo de la percepción, en el reino de lo irracional. En el plano astral, el practicante encuentra concepciones características de su visión personal del mundo (“demonios” interiores que encarnan partes privadas de la conciencia), como también arquetipos universales en formas de deidades o de otros conceptos colectivos. Conjurándolos, el practicante los trae del inconsciente a la luz del consiente. Es a través del plano astral que la mayor parte de la magia básica funciona, la conjuración de espíritus, la magia de los sigilos, la magia de las velas, los hechizos de simpatía, etc. Sin ser capaz  de trabajar con el reino astral es casi imposible realizar una operación exitosa de magia.
Para aprender la visión astral, tenemos que despertar nuestra imaginación. Antes de ver realmente las energías astrales, primero las tenemos que imaginar. Una vivida y creativa imaginación es una de las habilidades más importantes en la magia. Es una “habilidad” porque se puede despertar y entrenar, incluso si una persona pareciera tener problemas con imaginar objetos simples en el principio de las practicas mágicas. En la magia, constantemente tenemos que imaginar muchas cosas: comenzando por imágenes simples como signos, símbolos, colores, etc. Hasta complejos paisajes, “godforms” y escenarios elaborados. Para que la visión comience, tenemos que saber cómo imaginar portales al Otro Lado, entidades, sellos o incluso emociones, de otro modo no seremos capaces de cruzar los límites del mundo mundano. Es por esto que muchos sistemas mágicos enfatizan en la importancia de la recepción psíquica y en un buen desarrollo de los sentidos astrales. Al mundo de los Qlipoth se puede acceder a través de un montón de técnicas y mayoría de las mismas están basadas en el poder de la imaginación. Aunque parezca fácil ver, lograr una visión astral vivida puede ser muy difícil para muchos practicantes.
El error más común en el entrenamiento de la visión astral es comenzar con la visualización de cosas que no pertenecen al mundo mundano. Si tienes problemas con imaginar una taza de café, ¿realmente crees que puedes hacerlo mejor imaginando una serpiente salvaje con destellos de colores que sale de un portal astral dorado? Puedes comenzar con ejercicios que incluyan una visualización de objetos cotidianos y escenarios familiares o puedes optar comenzar tu entrenamiento con “cosas más mágicas” como por ejemplo sellos de espíritus. Si tú escoges trabajar con un escenario oscuro, no olvides usar todos tus sentidos en la visualización: ve los elementos que hay en paisaje, escucha el viento que sopla entre los árboles, siente el piso debajo de tus pies, siente el hedor de las plantas muertas, prueba el agua del lago oscuro y siente tus emociones y las sensaciones que evoca este escenario oscuro en tu imaginación. Antes de entrar en trance y comenzar con el ejercicio, es bueno escoger un escenario que ya exista y tratar de memorizar todos los detalles para poder entrar el escenario a través de la visión astral. Del mismo modo puedes memorizar el sello de un espíritu y luego reconstruirlo con el ojo de tu mente. Si eliges entrenar tu visión astral con el sello de un espíritu, míralo fijamente por unos momentos, vacía tú mente y despójala de todo pensamiento, solo concéntrate en la forma del sello como si fueras a caer en un transe. Visualiza como el sello comienza a brillar, como brilla y palpita con energía. Luego cierra tus ojos físicos, imagina y ve lo mismo con el ojo interior de tu mente. Puedes visualizar que el sello se vuelve un portal al Otro Lado, puedes sentir como la energía fluye a través de la imagen y puedes comunicarte con el espíritu.
Practica esto con objetos mundanos, sellos, dibujos de espíritus, pinturas de deidades, imágenes de paisajes y locaciones, etc. Trabaja con tus otros sentidos astrales. Recuerda que la visión astral puede tomar mucho tiempo en aprenderse y requiere de mucha dedicación  y una practica sistemática. No practiques tus habilidades de visualización mirando una pared en blanco y esperando una visión espontanea. Si tú no enfocas tú imaginación en una imagen concreta, probablemente no veas nada. Claro que hay personas que reciben visiones clarividentes con este método,  pero la mayor parte de los practicantes solo experimentaran un sentimiento de decepción. También puedes tratar de “activar” tú tercer ojo poniendo un pequeño objeto sobre tú frente, como un cristal o una gema, puede mantener tu atención enfocada en el Ajna chakra durante la meditación. También puedes hacerlo antes de ir a dormir, muchas practicantes creen que esto los ayuda a tener sueños lucidos. Una vez que aprendas los mecanismos de visualización las imagines se vuelven vividas, cobran vida y aparecen ante tus ojos interiores y tú mente lo comenzará a hacer automáticamente, lo que te permitirá realizar formas de magia más avanzadas.

                                                                        Puertas al Otro Lado
El mago trabaja con las fuerzas de la oscuridad, tanto para conjurarlas en el plano material como para viajar al reino de los Qlipoth. Para viajar al Lado Oscuro, tenemos que aprender a hallar las puertas y como abrirlas (y cerrarlas). Los portales se pueden encontrar en todas partes, solo tenemos que saber dónde buscarlas. La cuestión aquí es cómo usarlas para comunicarnos con el Lado Oscuro.
Las puertas existen en las sombras, en las grietas, en los “intermedios”: entre dos pensamientos, entre dos tonos de sonidos, entre dos emociones, etc. Si tú enciendes una vela negra y meditas con ella en un cuarto oscuro y levemente cruzas tus ojos para ver dos velas en vez de una, podrás ver energías que se mueven entre estas dos imágenes, a través de una puerta astral que existe en el espacio entre las mimas. Si prácticas esto hasta que consigas una imagen en tu mente, puedes intentar convocar energías del Lado Oscuro a través de este portal de velas. La misma puerta puede ser usada muchas veces, como también puedes tratar de hallar este medio entre otros objetos y lugares, la única limitación acá son los pilares de tú propia imaginación.
El fuego y el humo son portales al Otro Lado. A través del fuego y del agua puede buscar visiones y comunicación con entidades astrales. La entrada al plano astral aparece como portales de fuego o se pueden hallar en el agua, en un pozo o en un lago. El humo se eleva hacia los planos sutiles y puede llevar los pensamientos del mago, sus plegarias, invocaciones, hechizos o al mago mismo en su cuerpo astral. Los portales a las otras dimensiones también se pueden encontrar en los sueños: ellos aparecen como pozos de agua, agujeros en el suelo y en las paredes, viejas ventanas y puertas, marcos rústicos, sombras producidas por objetos y edificaciones, ramas de árboles enredadas en espacios fantásticos y en muchos otros lugares mientras soñamos. Si tú tienes un buen control de la conciencia onírica, puedes tratar de explorar estos portales y viajar a mundos existentes en el Otro Lado.
Hay muchos objetos que le sirven al mago a modo de portal, la mayoría de ellos son usados por el mago para trabajos de Scrying: espejos mágicos, bolas de cristal, vasijas llenas con agua, etc. También hay círculos especiales, triángulos, sellos, glifos que se pueden encontrar en grimorios puntuales que se pueden convertir en portales astrales durante las operaciones mágicas. Su construcción y uso depende de la tradición mágica y de la descripción que da el grimorio. Un ejemplo de esto es el sello de Yog-Sothoth de la magia Lovecraftiana, o “Stronghold of Alyach” del grimorio De Vermis Misterris. Otro glifo es la estrella de 11 puntas que representa las 11 esferas de los Qlipoth y es muy útil en muchos trabajos mágicos oscuros. También hay formulas de aperturas para ceremonias y rituales. Palabras de poder como la famosa apertura “Zazas Zazas Nasatanada Zazas” que puede ser cantada a modo de mantra para invocar los poderes que acechan más allá de la puerta. Algunas veces solo es suficiente con enfocarse en la puerta, visualizar como se abre y esperar por un mensaje del Otro Lado. De la misma forma cerramos la puerta cuando el ritual haya concluido. Nunca olvides cerrar la puerta de otro modo las energías oscuras pueden quedar en tu templo y lentamente devorar tu vida.
Pensamientos oscuros
Para poder experimentar y ver el lado oscuro de los mundos de los Qlipoth, el mago tiene que aprender el mecanismo del pensamiento reverso o anti-pensamiento. Esto se puede alcanzar a través de varias técnicas mágicas que están basadas en un patrón inverso. En este método empleamos simples actividades diarias, forzando a nuestra mente a imaginar que estamos haciendo eso pero de un modo reverso. Una de estas técnicas es el “caminar sombrío”, en donde el practicante visualiza mientras está caminando que está moviendo su pierna izquierda cuando físicamente está moviendo su pierna derecha.  Cuando practicamos el caminar sombrío en un lugar al aire libre  por la noche, debemos caer en un transe  por el que podremos, de forma natural, caminar por el Lado Oscuro y comenzaremos a ver fenómenos normalmente no vistos por los ojos humanos. Una niebla blanca de energía emergerá y envolverá a los objetos y en las nubes de energía astral comenzaremos a ver las auras de los objetos y de las criaturas vivientes, portales a otras dimensiones y seremos capaces de conversar con los espíritus que viven en lugar o aquellos que simplemente vienen para ese momento, que son atraídos o son conjurados por nuestra mente. Lo mismo se puede realizar a puertas cerradas, en el interior de nuestros templos. Nos sentaremos en una posición cómoda, en una habitación oscura y comenzaremos a mover nuestro cuerpo o nuestra cabeza en una sola posición, mientras visualizamos y nos enfocamos en cómo se mueve en la posición contraria, esto produce un trance realmente poderoso. La respiración reversa, conocida como “respiración oscura”, frecuentemente es usada en prácticas mágicas oscuras. La respiración oscura es una poderosa técnica que le permite al participante sensibilizarse a las energías Qliphoticas. Con cada inhalación visualizamos que estamos exhalando y con cada exhalación visualizamos que estamos inhalando. Esta técnica se puede combinar con una visualización, por ejemplo una nube de energía oscura/clara que entre y sale por nuestros pulmones. Esta técnica se puede emplear tanto dentro como fuera. Estas técnicas abren y expanden la mente y la conciencia y nos abren a las fuerzas oscuras.
Un mago creativo puede transformar cada acción simple o avanzada en una experiencia oculta, solo tiene que recordar que el mundo de las sombras está conectado con el adentro, no hay necesidad de buscar la oscuridad lejos o en dimensiones distantes. 

                                                                    Maestros de la Visión de la Noche
Tanto los antiguos como los modernos grimorios están llenos de espíritus que tiene como cualidades enseñar el arte de ayudar al mago a despertar los sentidos astrales del mago, entre estos espíritus podemos destacar:
Klepoth: Es un espíritu descripto en el Grimorium Verum es quien tiene la habilidad de que se vea todo tipo de sueños y visiones.
Segal: También del Grimorium Verum puede hacer aparecer todo tipo de prodigios.
Paltor: El espíritu es descripto en “Kingdom of Flame”. Este espíritu le da al mago el don de la visión, el bendice al mago al mago con la visión clara y enseña al mago como llegar al mismo por completo y como utilizarlo.
Sastan: Otro espíritu del “Kingdom of Flame” quien ayuda al mago a desarrollar sus facultades superiores. Este espíritu guía al mago en el desarrollo y perfeccionamiento de su clarividencia, clariaudiencia y otras formas de percepción extrasensorial.
Mepsitahl: Mencionado en “Summoning Spirit”, ella enseña cómo manejar diferentes facultades ocultas como la telequinesis, la clarividencia y la telepatía.
Daoloth: Él enseña al practicante cómo ver en las dimensiones escondidas, revela el pasado y el futuro y enseña cómo viajar entre los mundos.
Entre los sellos y talismanes útiles para aprender la visión astral podemos mencionar el talismán número 13 del “Black Pullet” que ayuda en el arte de la clarividencia.
También los espíritus planetarios de Yesod/Gamaliel, la esfera astral lunar de los sueños y las visiones, pueden enseñarle al mago a explorar el plano astral y otras dimensiones de la realidad. Ellos también pueden enseñar los secretos del arte de los sueños mágicos y las profecías. Para comunicarse con ellos, el practicante puede usar los sellos planetarios en viejos y modernos libros de magia.



El ojo oscuro
La habilidad de “ver claro” esta comúnmente asociado con el Tercer Ojo o el Ojo Interno, un centro espiritual localizado en la frente o entre las cejas (algunas veces identificado con la glándula pineal). En el tantrismo se lo suele llamar Ajna chakra, uno de los principales centros espirituales que están en el cuerpo sutil de cada ser humano. El tercer ojo  es una puerta a las profundidades de nuestra mente, lo que es conocido como “alta conciencia” y se cree que es el responsable de las visiones, clarividencia, clariaudiencia, visión remota, precognición, y todos los otros fenómenos que construyen la idea de sentidos astrales. Cuando no funciona correctamente puede traer enfermedades cerebrales, ceguera, sordera, ataques, aprendizaje disfuncional, problemas espinales o estados depresivos, el desarrollo y buen funcionamiento no dota con sabiduría, intuición, facilidades mentales, intelectuales y nos permite ver de forma clara el universo. Es por esto que la apertura del tercer ojo siempre ha sido considerado un paso importante en el sendero del progreso espiritual. Esto puede ser realizado a través de diferentes métodos, disciplina y un trabajo práctico sistemático. El practicante puede trabajar con el concepto tantrico de la energía Kundalini que gradualmente sube a través de la espina despertando los chakras, los centros espirituales, cada uno responsable de diferentes poderes psíquicos y habilidades. Cuando la serpiente Kundalini llega al chakra Ajna, el tercer ojo se abre, la serpiente puede desplegar sus alas y se transformará en un dragón, el eterno emblema de ver claro y del despertar de los poderes espirituales. Cuando despiertas tu ojo interno, serás capaz de ver en los mundos de la luz y de la oscuridad. Para estar en sintonía con las energías oscuras, también es recomendable entrenas tus “ojos” astrales en completa oscuridad, hasta que el templo se vea iluminado con la luz astral del fuego de Kundalini.
Hay, sin embargo, una forma más elevada del tercer ojo, un centro espiritual que existe por encima de los siete chakras principales. Se cree que está localizado un poco más arriba de Sahasrara (el chakra de la corona) y se lo conoce con el nombre de Sunya o el “chakra cero”. Sunya es el “abismo central”, no está en el cuerpo, sino aparentemente en un vacío arriba del mismo. También es un “hoyo negro”, ya que cuando es alcanzado, el practicante entra en un estado de silencio del yo o del ser espiritual.  El concepto de hoyo negro está relacionado con el vacio transcendental del misticismo oriental, el número cero, la energía infinita de la vacuidad, la teoría del no espacio, o del inconsciente colectivo de Jung.  La primera experiencia con el chakra negro, se puede sentir como si a uno lo arrastraran hacia un túnel oscuro o un vórtice negro que conduce al lado oscuro, el mitológico inframundo, o los reinos de los Qlipoth. Robert E. Svaboda en su libro Aghora II: Kundalini describe a Sunya como “vacio”, “nada”: en el estado Shunya todos los nombres y formas se extinguen y uno solo está consciente de su propia individualidad. El universo entero está contenido en el estado Shunya, en una forma no manifiesta. Sunya es el mítico ojo de Lucifer, el que destruye todas las ilusiones y le permite al mago ver las energías de las que se compone el universo y de su verdadera y cruda forma. Aquí el Ojo Oscuro atraviesa todos los velos de la ilusión. Cuando el tercer ojo está despierto, el practicante también puede abrir el Ojo oscuro, un trabajo realmente avanzado, pero conduce al mago a un nivel en donde todo se vuelve posible y todas las limitaciones desaparecen.Cuando la visión de la noche esta despierta
Una vez que el practicante haya despertado sus sentidos astrales y ha encontrado los portales al Lado Oscuro, sigue habiendo mucho por aprender. La experiencia de lo que está más allá de la percepción normal es frecuentemente abrumador y una vez que las puertas se abrieron, nunca se volverán a cerrar, y las energías oscuras continuaran fluyendo al interior de la mente del mago, transformándolo por dentro como por fuera, sin importar si esta consciente de este proceso o no.  Sin embargo, es útil aprender como canalizar estas energías y forjar sus efectos en conformidad con nuestra voluntad. La magia del Sendero de la Mano Izquierda es un trabajo continuo con entidades, arquetipos, símbolos y todos los poderes que significan que el mago cruce la línea entre la humanidad y la divinidad. Este trabajo nunca debe ser abandonado, una operación de magia oscura no es algo que uno pueda hacer de vez en cuando. Si no eres capaz de dedicar tú vida a la auto-deificación, entonces este sendero no es para ti. Los magos del Sendero de la Mano Izquierda constantemente se están forjando a sí mismos en el horno de la Oscuridad, mueren para renacer fortalecidos y destruyen el mundo para hallar la libertad espiritual y para construir una nueva realidad, de acuerdo con su voluntad y deseo. Este es un sendero en donde el manso se vuelve polvo y en donde los grandes se vuelven dioses.
( Autora:Asenath Mason – Dragon’s Blood #8 Via Nocturna )             

Extraido de http://www.diariodeunbrujo.com.ar

2 comentarios:

  1. Buenas, yo también busco la libertad espiritual y hacer de mi un gran mago, sólo que por el sendero de la derecha ya que no voy a hacer daño a nadie para conseguirlo pero tampoco haciéndole la pelota a nadie.
    Me ha parecido muy completo e interesante el texto, aunque me surgieron tres dudas de las cuales estaría verdaderamente agradecido que me contestarais.
    1, Al hacer técnicas de pensamiento reverso como las que expones, no te abres a otra realidad sin ser necesariamente oscura, siendo el ser oscura una posibilidad ?
    2, Si es así, como se podría elegir hacia que tipo de "energías" entrar si se puede ?
    3, No puedes conseguir los mismos propósitos (de cualquier tipo) con entidades no hostiles que con hostiles ? Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. La respuesta a tus preguntas, es algo inabordable en un comentario. Ademas si buscas respuestas sobre el sendero de la mano derecha en el de la izda, creo que deberías cambiar de sendero...

    ResponderEliminar