lunes, 18 de febrero de 2013

El hilo conductor.

                                                                                                      EL HILO CONDUCTOR.                                                                                                   ¿ Elegimos o somos escogidos ? ,¿ existe el libre albedrío o el destino está escrito en el libro de la vida ?. ¿ Pudiere ser acaso, que fuera una mezcla de ambos ?. Naturalmente no estoy en posesión de una respuesta cierta a pregunta semejante. Si puedo, no obstante, compartir mis impresiones y las conclusiones a las que he llegado tras años de formularme la misma pregunta. En ocasiones pensaba que todo aquello que me ocurría en la vida, era fruto del azar y la casualidad. Casualidad... Casualidad es el nombre que le damos los seres humanos a nuestra incapacidad para entender el orden de las cosas, el cual se esconde tras el aparente caos. El libre albedrío existe, es elección nuestra el volver la vista al suelo, para contemplar la belleza de la flor que en el suelo brota, la cual, de otra manera pasaría desapercibida a nuestros ojos. Cuando me paro a pensar en la multitud de ocasiones, en que una elección u otra me habrían conducido a un presente diferente, me estremezco. ¿ Como has llegado hasta aquí, siendo tantas las posibilidades en que una elección diferente, te habría conducido a un destino distinto ?. Pienso que podemos vivir la vida de muchas maneras, es cierto, pero cuando te paras a pensar y a observar, encuentras un hilo conductor... Hemos de seguir ese hilo. Ese mágico sendero, es el que marca la diferencia entre vivir una vida más, pasar otra encarnación perdido en la rueda de Samsara, o alcanzar aquello para lo que vinimos a este mundo. Existen señales, signos, marcas, que nos indican que estamos en el camino correcto. Todos los caminos son correctos, pues tarde o temprano nos conducen a donde hemos de llegar. ¿ Acaso la vida no nos vuelve a plantear la misma situación de conflicto, una y otra vez, hasta que al fin le damos la respuesta idónea ?. Con la existencia en su conjunto ocurre lo mismo. Podemos desperdiciar una, dos, tres, multitud de vidas sin encontrar nuestro camino, más al final llevaremos a cabo aquello que nosotros mismos, en algún lugar ,en alguna parte, en algún momento del espacio tiempo , escogimos como nuestro destino.



                                                                         Pienso que todos mostramos afinidad por algunas cosas que escapan a nuestro ámbito social, cultural, religioso, vivencial... cosas que nos atraen de un modo irresistible, sin explicación plausible alguna, sin referentes, sin antecedente alguno al que poder achacar autoría. ¿ Son juegos del subconsciente ?, ¿ ignoradas improntas mentales de un origen que nos paso desapercibido en el momento de su inclusión?. ¿ o son un atisbo del inconsciente colectivo ?, ¿ son acaso fugaces visiones de una memoria olvidada ?. Cantos de sirena para una abstracción de locos... Bien, es una música de mi gusto. Arrullado por tales cantos está mi cotidiano devenir, y me son gratos. ¡ Oh si, néctar de mi alma y ambrosía para mis días ! En la contemplación de tan oníricos y etéreos paisajes reposan mis ojos. Quizás me engaño a mismo cuando pienso que encuentro sentido en estos mensajes, en saciar tan extraños apetitos, en seguir un itinerario de locos. Bienaventurados aquellos que ven su camino en los juegos de las nubes. Pues cada día más, a mi alrededor las cosas sencillamente ocurren, tal y como las deseaba. Los dioses no te dan lo que quieres, te dan lo que necesitas. ¡Afortunado yo entonces, puesto que he pasado a desear solamente aquello que necesito !. Es la intuición la brújula sagrada del Alma, pues ella me ha enseñado que cuando un hombre halla su camino, el cielo y el abismo le son gratos y amables...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada