martes, 29 de enero de 2013

Yo, vampiro


                                                                                                               



Yo niego al sol, ese astro pedante y orgulloso que no soporta que nadie le mire a los ojos. Yo soy la noche, y toda luz que soporto es el beso de mi madre la luna. Yo soy todos los secretos de la tierra, pues en ella duermo el sueño de los siglos. Yo soy dueño de toda vida, pues he conquistado a la muerte. Yo soy el tiempo, pues soy más viejo que la memoria del hombre. Mio es el imperio del miedo y el tributo de sangre de sus gentes. Yo soy el lobo entre corderos. Nada escapa a mi abrazo, pues la oscuridad mora por igual en el corazón de todo hombre. Yo he visto hacerse polvo las montañas, e imperios desaparecer en la arena. Yo soy el animal que niegas, y tu me llevas dentro. Yo distingo a mis hijos, lo demás es solo alimento. Escrito estaba en el cielo, antes que Nínive pudiera ser soñada, cuando Babilonia era joven. Inclínate ante mi, pues yo reino sobre vosotros. Yo, vampiro.                                                                                 ( Daniel noctis )





No hay comentarios:

Publicar un comentario