lunes, 14 de noviembre de 2016

DEVOCIÓN


DEVOCIÓN
¿Acaso no distinguís entre la devoción y la hipocresía? ¿Queréis tratarlas a ambas con igual idioma y rendir el mismo honor a la máscara que al rostro, igualar el artificio a la sinceridad, confundir las apariencias con las verdades, estimar al fantasma como a la persona, y a la moneda falsa como a la buena? 
                                                                                           Moliére

Lejos de las acepciones más beatas del término, devoción implica entrega de tiempo, y dedicación, al objeto de nuestra devoción, así como un profundo respeto fruto de nuestra admiración a lo devocionado.
Aparentemente integrado dentro de lo antes mentado, ciertos practicantes se apresuran a publicar fotos de sus altares, a la espera de la lluvia de “likes” que a buen seguro propiciaran la mano de quienes, al igual que ellos, nada han entendido sobre cómo tratar a las deidades.

El lugar más sagrado, el “ sanctasanctórum” de todo brujo, es de esta manera mancillado, mostrado al vulgo con la misma chabacana superficialidad que muestra el adolescente que comparte las fotos, en situación comprometida, de su última “conquista” sentimental.

“Hay quienes no entienden que nuestra relación con las deidades tiene muchas similitudes con una relación sentimental, es una relación sentimental... En ella el objeto de nuestro Amor es la deidad. ¿ porque razón entonces mostráis su desnudez ?, ¿ bajo el auspicio de qué estúpidos y vacuos motivos, aireáis la sagrada intimidad del lugar donde comulgáis con la otredad...?

¿ Mostraríais actitud semejante para con la persona con quien compartís el lecho y los planes de futuro ?

¿ Es de verdad una muestra de vuestra devoción y trabajo ?

Yo creo que solo es la marca de un ego que espera alabanza...”
                                                                            Maestra “Loca dos veces”


Fotografia By Rik Garret:http://www.rikgarrett.com/

domingo, 13 de noviembre de 2016

ENVIDIA

                        
                      " No hace falta crearse enemigos, estos ya vienen solos..."

Lamentamos profundamente que, de vez en cuando, se acerquen a nuestro templo, personas que han salido decepcionadas de otros grupos, tradiciones, credos, etc. Lo que deberían preguntarse los administradores, gurus, o maestros de dichos grupos, es que están haciendo ellos mal y que es lo que estamos nosotros haciendo bien.
A lo mejor descubren algo muy simple. Si a la gente le das libertad para participar donde le de la gana aunque pertenezca a tu grupo, curiosamente se sienten libres en lugar de constreñidos. Por otra parte, intentar imponer tu punto de vista descalificando o robando lo que otros hacen, solo demuestra que no tienes nada que ofrecer, y que no eres aquello que pretendes ser, por mucho que te presentes como tal.
Nosotros no tenemos “Maestros”, no enseñamos “nada” en realidad....
Nosotros solo compartimos nuestra experiencias en nuestros respectivos caminos, hasta donde podemos y sabemos. No demandamos exclusividad, no nos creemos en posesión de la palabra última sobre nada. A lo mejor por eso estamos pocos pero bien avenidos, dejad de sufrir, solo somos diez miembros en el templo, no nos tengáis miedo. El único rival/enemigo/competencia que tenéis es vuestro ego y vuestro deseo de destacar.
Os atáis tanto al resultado de las cosas, os ofuscáis tanto en vuestro anhelo de alcanzar vuestros objetivos, que os olvidáis de hacer lo más importante... Todo el tiempo y energía que dedicáis a descalificar a otros,es tiempo que no empleáis en vuestros proyectos, en realidad lo empleáis en los proyectos de aquellos a los que vanamente intentais difamar...
Gracias por ayudarnos de manera tan voluntariosa y desinteresada.

domingo, 9 de octubre de 2016

El PODER TIENE LA RAZÓN.



El PODER TIENE LA RAZÓN.

Si me engañas una vez, vergüenza para ti, si me engañas dos veces vergüenza para mi...”
                                                           proverbio oriental


Estos días abordábamos la lectura de un incendiario texto, el libro “Might is right”, recientemente traducido al español bajo el título de “El poder tiene la razón”, libro este, que es desconocido para muchos fuera de ciertos círculos.

Dicho manuscrito, está plagado de racismo y misoginia, dos cosas que condenamos por su evidente falsedad, ya que los postulados que las defienden, carecen de evidencias que los sustenten, en grado tal, que nos permitan dar por veraces sus alusiones a la pretendida inferioridad de nadie, ya sea por su raza o género. Ahora bien, en lo relativo a ciertos usos y actitudes vitales, el libro no puede ser más acertado.

Vivimos tiempos de democracia, estados de derecho, de lo políticamente correcto, de progreso, de avances científicos, organismos de paz internacionales, y un larga lista de conocidas promesas, que prometen hacer de este siglo algo “mejor para la humanidad”.

Como de costumbre casi todas ellas son falsas, y enmascaran una realidad que muchos prefieren no ver, bien porque les incomoda o porque su necedad les impide darse cuenta. Podemos fantasear infinitamente sobre los avances de eso que llamamos “civilización”, podemos esgrimir, a modo de ralos y raquíticos argumentos, los avances sociales que nos diferencian de nuestros antepasados, en el fondo, todo ellos solo son un grano de arena en el desierto.

Podéis debatir, de manera interminable en las redes sociales sobre cuanto tema sea de vuestro gusto, podéis denunciar, acusar, recoger firmas en contra de las injusticias, sentiros ofendidos como cualquier otro colectivo por el uso del lenguaje “discriminatorio”, despotricar contra la caza, los toros, la políticas del gobierno, el cambio climático, la inseguridad ciudadana, la corrupción y así continuar “ad infinitum”...

Lo cierto es que esos miles de años de pretendida “civilización”, son una gota de agua en el océano de la historia humana, la cual sea dicho de paso, ha demostrado ser un sucesión ininterrumpida de masacres, matanzas, genocidios, y caníbales competiciones para devorar al otro.

El dragón, la bestia implacable que gobierna el cerebro reptil del hombre, jamás ha estado dormida, como decía Philip K. Dick “ el imperio nunca tendrá fin....”

Mal que les pese a muchos, en nuestra naturaleza, y por extensión en la propia naturaleza misma, pues a ella pertenece el hombre, las cosas funcionan así. Solos los más fuertes sobreviven, los más aptos, los más adaptables. Y de entre todos ellos, los más capaces son quienes ostentan el poder. El poder de reinar, dirigir, gobernar, hacer y deshacer, nada es más dúctil que el poder.

En el fondo todas las relaciones humanas son fruto de una pugna por el poder, el lograr superar al otro. La dimensión de esto, su infinita e indiscutible magnitud, alcanza proporciones universales.

Desde el imponerse a otro en una discusión, a fagocitar naciones enteras militar y culturalmente. Desde el sexo, al trabajo diario, está en el regazo del sacerdote y en el patio del colegio, en la economía y en el fútbol, en las discusiones de tráfico y las barras de los bares, en política internacional y la convivencia con tu vecino, en el cuerpo que exhibes o el cabello que te cubres, está en todo, lo impregna todo...

Puede argumentarse que nuestro mundo es complicado y grande, como para simplificarse de semejante manera , no es cierto, simplemente nuestro ecosistema es rico en especies diversas de cada uno de los dos grandes grupos, predadores y presas. Lo que puede ser complicado, es identificar las múltiples maneras en que nuestras prácticas predadoras se manifiestan en nuestra vida diaria.

Podrá decirse que muchos humanos no son así, y trabajan para que cambien las cosas, esos son las ovejas, a las cuales nunca consultan los lobos. Su opinión no es relevante ni se solicita, son presas. El resto, esa manada en minoría que decide sobre el “rebaño”, son lobos.


Si piensas que nuestra capacidad de razonar y la conciencia de nosotros mismos, marca la diferencia con el reino animal, úsala para entender que solo es otra herramienta más. El tigre tiene sus garras, nosotros inteligencia y un pulgar oponible.


Hay tigres, serpientes, y arañas, al igual que hay bueyes, ratones, y moscas...”
                                                      Maestra “Loca dos veces”

jueves, 7 de julio de 2016

ACTITUDES EN MAGIA II.



No estabas allí al principio. Tampoco estabas allí al final... Tu conocimiento de lo que está pasando sólo puede ser superficial y relativo...”




Existe un perfil de comportamiento que nos resulta especialmente molesto por lo ineficaz de su praxis. Dicho perfil, es frecuentemente encontrado entre practicantes de corrientes mágicas “blandas”, en exceso teñidas de influencias New Wave.

Dentro de las corrientes de “buenrollismo” imperantes, las cuales continúan creando falsas expectativas en los individuos, es bastante común encontrar los manidos mensajes teñidos de “pensamiento positivo”, luz, buena vibra, “si quieres puedes”, y un largo etc de falacias más propias de engaños de autoayuda, que de práctica mágica real. Esto, en principio pudiere parecer endémico de wiccanos laxos, pesudorientalistas, “posers”, o cristianos plañideros, sin embargo el sendero siniestro no escapa a esta engañosa tendencia.

Los anteriores ejemplos mentados no revisten interés alguno para nosotros, es cosa suya el despertar a la realidad de las cosas. Por el contrario, el matiz que dichas actitudes vacías adquieren dentro del sendero oscuro, si son objeto de nuestra atención...


Entre algunos practicantes, y más ahora, un momento en el cual el “sendero siniestro” está experimentando un aparente mayor crecimiento y difusión, este tipo de comportamiento es cada vez más corriente. Al parecer, entre algunos practicantes, es norma común el pensar que con pavonearse y presumir vanamente de los dioses oscuros con los que trabajan, y los impíos “grimorios” que estudian, todo viene por añadidura.

Pues no mis queridos brujos oscuros, es perfectamente posible el resultar tan infantilmente inocuo dentro de la práctica del sendero siniestro, como cualquier “frikifan” de “Charmed” o de Harry potter cuando practican su pseudopaganismo adolescente...

Da igual que te identifiques con Satán, lucifer, el adversario, Hekate, Kali, Morrigan, Nyarlathotep, Odin, la santa Muerte , o el propio Crom en una mañana de resaca. Poco importa que devores cuantas “guías Michelin” para el tránsito por el Sitra Hatra caigan en tus manos, poco importa si perteneces a la más oscura logia negra o eres el presidente del club de fans de los Aghori...

Como de costumbre la gente confunde las cosas, y se empecina en trabajar la energía de fuera hacia adentro en lugar de al revés, algo que hemos denunciado y advertido millones de veces desde el templo, al parecer, a la mayoría le resulta imposible el sustraerse a esta costumbre, algo muy común entre quienes no han podido sacudirse de encima la manera de trabajar de quienes ven a las entidades como algo totalmente exógeno a ellos mismos, y que exclusivamente devocionan con señales externas y superficiales.


Deja de preocuparte por presentarte como mago negro o practicante del sendero oscuro, y si lo haces, que no te quite el sueño el que te reconozcan como tal. Si en verdad lo eres, nadie podrá negarlo aunque no lo reconozcan abiertamente. La recompensa no es pública, no es el reconocimiento de los poderes del mundo o las instituciones, ni siquiera el de otros practicantes.

Ha de serlo solamente el de tus iguales, (entre nosotros nos reconocemos mal que les pese a muchos), y el de los dioses a los que sirves ; dicho reconocimiento, y las recompensas que acarrea, suelen ser privados, circunscribirse a tu esfera personal, más no por ello deja de ser perceptible para el buen entendedor o para quienes cuentan con una segunda visión bien desarrollada.

Desengañaos, este trabajo no es flor de un solo día, no hay una meta que cruzar, no existe cinta que romper con los brazos en alto a semejanza de una carrera popular. Es más profundo, más íntimo, más atemporal y en absoluto perenne. Es una forma de vida ( cuántas veces habremos repetido esto...)

En el seno de nuestro templo, orgullosamente nos jactamos de contar solamente con nueve o diez miembros, entre los cuales, y lejos de tópicos igualitarios estúpidos, la barrera entre quienes enseñan y aprenden es difusa y dúctil.


Cada vez más a menudo dentro de las redes sociales, ciertas personas y grupos desaparecen, limitan sus actividades virtuales al mínimo indispensable. Limitan el alcance de sus artículos y reflexiones, coartan el acceso a su persona y conocimientos.

Es uno de los muchos signos de lo genuino que hay detrás.

Daos prisa en identificarlo, pues no tardaran en seguirles los imitadores...



Namaste” ...V¨¨V

martes, 29 de marzo de 2016

LA INTENCIÓN TRAS EL GESTO.


LA INTENCIÓN TRAS EL GESTO.


Echad a las sombras, echad a las sombras, echad a las sombras, contemplar la noche sagrada con vista consciente , a la espera de los signos que aparecen...”

Kari Rueslatten - Shadowchant -

Creemos necesario hacer mención de algo antes de continuar el presente escrito. Es creencia común entre las gentes el pensar que quienes transitan el sendero oscuro son seres desordenados, víctimas de apetitos y hábitos peligrosos, que fácilmente pueden abocarnos a padecer toda serie de perniciosas situaciones. Como ya hemos reconocido otras veces, el sendero entraña sus riesgos, es cierto.

Por esa razón y a consecuencia de ella, quienes en verdad transitan las sombras son su propia luz.

Hubo un tiempo en que Hekate tuvo a bien el darme a contemplar la grandeza del vacío, la armoniosa y perfecta vacuidad. Pocas cosas existen más hermosas que la perfecta quietud de lo eterno, el inalterado reposo de la más completa ausencia. La infinita magnitud que comprende todo aquello que puede ser llenado. Experimentar esto, te hace consciente del desapego necesario para contemplar la existencia en su dimensión más completa.

La vida únicamente puede vivirse saltando al vació incierto de la existencia, al abandono total en su experiencia. A pesar de ello, son necesarias algunas cosas para acometer dicha empresa de forma totalmente genuina. Es prioritario imponerse una cierta demora entre el momento en que surge el deseo de obtener algo, y el conseguirlo. Esa es la diferencia entre nosotros, y quienes no entienden los caminos que recorren los hijos de las muchas máscaras de Lucifer.


Nuestro distanciamiento del mundo corriente, nos permite acceder a la existencia de manera más objetiva, más consciente, con la visión general que obtiene quien observa desde la distancia algo muy grande. Así nos hallamos en disposición de abandonarnos totalmente a su experimentación, una vez identificados motivos, causas, y posibles consecuencias de toda situación o fenómeno. Anticipándose en muchas ocasiones o incluso siendo la causa de ellos en otras...

Nuestra magia requiere de una mente adiestrada, en la cual reine un silencio que es como la quietud del lago donde reposa el Loto. Hemos repetido hasta la saciedad que la dirección de la energía es de dentro hacia afuera, todo aquello que necesitamos se encuentra en nuestro interior, hemos de despertar al durmiente. Es de esta manera que podemos alcanzar el poder, ese que subyace en todo acto realizado por alguien en armonía con su verdadera voluntad. Ese es el “poder que mueve las montañas”, pues comprende y está en consonancia con todo el cosmos por completo.

Aplicar la fuerza de este poder es algo que se hace en toda forma de magia, se hace en el Amor, en respirar y en soñar, se hace en crear... esa es la fuerza del poder de quien vive de verdad. La tinta de la verdadera voluntad narra la historia de las estrellas en el firmamento del hombre.

Esa es la fuerza que hay en la intención tras todo gesto...

sábado, 26 de marzo de 2016

ECOS DE UN PASADO DISTANTE.



ECOS DE UN PASADO DISTANTE.


Tan sólo el que lejos viajó, y por muchos lugares anduvo, sabe con qué juicio rige cada uno, pues aguda mente es la que él tiene... “
Snorri Sturluson-El Hávamál Las palabras de Óðinn, Los dichos o el Discurso del Altísimo, del Antiguo Edda o Edda Poético (Sæmundʹs Edda).




Complejo y enrevesado es el dibujo del tapiz del destino tal y como tienen a bien tejerlo las Nornir. ¿Donde esta la causa de que muchos de nosotros caigamos bajo el encanto de ciertas voces con timbre de deidad ?, ¿cual es el oscuro motivo que nos impulsa a transitar senderos por largo tiempo olvidados?. Lo cierto es que algunos de nosotros respondemos a un antiguo llamado, el canto de lo salvaje; ello nos mueve a rastrear las viejas huellas de quienes hollaron los senderos de los antiguos dioses brujos.


En alguna parte del interior de nosotros mismos se esconde una semilla, el día en que esta germina y da a luz su fruto, algo se despierta en nuestro interior. Nos da igual que no tenga sentido, poco importa lo irracional que a nuestra mente pueda antojarsele ese llamado. Nos vemos impelidos a acudir al reclamo de su canto. Son los Dioses quienes eligen a quienes han de servirles y no al revés, el destino está marcado para todos, el libre albedrío existe por supuesto, más solo consiste en la posibilidad de decidir entre aquello que se nos ofrece.
Cuando se dice que nosotros somos arquitectos de nuestro destino, se hace referencia a nuestra capacidad para entender aquello que nos está reservado. Algunos no encuentran su destino nunca, jamás caminan en consonancia con su verdadera voluntad.



En secreto, cuando no directamente en voz alta, la gente clama por vidas vibrantes, llenas de aventura, sueñan con ser diferentes, suspiran por vidas llenas de misterio y gentes interesantes. La mayoría sin embargo, no tiene el valor suficiente para pagar el precio, para entender la renuncia que esto implica. Seguridad, estabilidad, equilibrio, certidumbre, son cosas que a menudo desaparecen de nuestras vidas cuando se sigue a los antiguos dioses. Las valkyrjur no reclaman a nadie que tenga una “muerte de paja”.


Ese sentimiento oculto que despierta en nosotros sin previo aviso, que nos acompaña desde niños y solo una vez ya adultos escuchamos; es un regalo divino, una sagrada forma de herencia. Es un hilo conductor que nos une a nuestros antepasados y nos conecta con quienes vienen tras nosotros. Este don, pues de un don se trata, se ha de disfrutar tanto como sufrir, en ocasiones en soledad y silencio.


¿ dónde están las señales, los signos, los presagios ? claman algunos … Los tiempos y los nombres cambian, más no así las marcas para quien sabe verlas. Sincronismos es el nombre que algunos les dan en estos días. ¿ Se ha de ser alguien especial para ser el elegido inquieren algunos?, ¡no! es la respuesta. Solo has de concederte a ti mismo la posibilidad de llegar a serlo, pues el germen del cambio está presente en todo ser. Las voces de los dioses a todos hablan, algunos están sordos, para otros es solo un susurro, pero quien se esfuerza en entenderlas acaba oyendo el trueno.


A quienes un paisaje, un olor, o el sonido de unas flautas, tiempos salvajes pasados evoca. Los que no pueden evitar montar el ritmo de un tambor como si cabalgaran el trueno. Quienes gustan de la noche, el viento, el invierno y las aguas. Aquellos que trabajan con el Amor del artesano y viven sus días con la alegría de los bardos.
A todos esos ya les están hablando.
Algunos dicen que los dioses solo son hombres inmortales y los hombres simples dioses mortales...


Fotografías; películas “The Witch” y “El proyecto de la bruja de Blair”

domingo, 13 de marzo de 2016

ACTITUD EN LA BRUJERÍA 2ª PARTE, SOBRE LA DUREZA.

   SOBRE LA DUREZA.


EL cansancio ronca sobre los guijarros, mientras que la pereza halla dura una almohada de plumas...”
William Shakespere.




Os diré algo sobre la dureza. En ocasiones se me inquiere si no preferiría la comodidad de vivir de mis escritos a la fatiga del trabajo duro a la intemperie. No voy a negar que sería tonto si no lo hiciera, pero eso no me impide apreciar lo que tengo...


Nos hemos ablandado, quienes gozamos del privilegio de vivir en el primer mundo, nos lamentamos quejosamente ante el más banal de los inconvenientes. Además de todo ello, nos permitimos mirar con aires de superioridad a las gentes de países en donde las condiciones de vida son más duras.


Hubo hombres que cruzaron los tempestuosos mares del norte, sin más abrigo que unas pieles y el valor que es fruto de la necesidad. La adversidad templa el espíritu, y forja el carácter. Todo lo que una vez hizo grandes a nuestros antepasados, se alumbró luchando contra las condiciones y el entorno. La comodidad de los tiempos actuales propicia la debilidad consecuencia de nuestra separación de dicho entorno. El gradual distanciamiento del hombre para con el medio en que habita, acarrea su “desconexión” con la fuente.


La humanidad y su planeta, son como un chiquillo que cree que no tiene porque cuidar la casa, creyéndose el dueño de esta, cuando en realidad simplemente lo han dejado solo hasta el retorno de sus padres.


Evolucionar es adaptarte al medio en el que vives no al revés.
Con la Naturaleza y los Dioses, los humanos hacemos lo mismo que con las personas, intentar controlarlas y cambiarlas antes de llegar siquiera a conocerlas...


La dureza de la vida y el medio en que esta se desarrolla, determinan en gran medida el grado de aptitud de un pueblo.
La dureza proporciona algunas lecciones vitales que sería necesario recordar:

Nos da coraje para enfrentarnos a cualquier desafío que se nos presente.
Nos enseña a apreciar la verdad de las cosas, sin la verdad no podemos ver la realidad tal cual es, sin adornos ni artificios, requisito indispensable este para vivir plenamente y sin esclavitud.

Nos hace honorables, pues nos empuja a conquistarnos a nosotros mismos en lugar de  imponerse sobre otros, solo quienes esto consiguen pueden el permitirse aconsejar en ocasiones a los demás.

Nos enseña fidelidad, pues nos descubre en quienes podemos depositar nuestra confianza, los falsos amigos salen corriendo cuando se avecina tormenta en los cielos.

Nos disciplina, la necesidad te obliga a permanecer alerta diariamente, sin bajar la guardia en ningún momento, nos hace atentos y pendientes. Gracias a ella entendemos e incorporamos el ejercicio del hábito.

Nos hace partícipes del sentido de la hospitalidad en tiempos difíciles, cuando las dificultades aprietan apreciamos en cuanto vale la ayuda de los demás y la mano que se nos tiende, invitándonos a hacer lo mismo y a crear lazos con quienes son cercanos a nosotros.

Nos hace valorar la independencia, la autosuficiencia y por ende, la verdadera dimensión de la palabra individualidad. Siendo así un ser completo, nada hay mejor que un buen líder para un clan, salvo un clan de líderes...

Laboriosidad, cualquier colectivo solo necesita dos tipos de individuos; quienes lo engrandecen de cualquier manera, y quienes lo mantienen de cualquier manera. Ambas cosas son aportes y por tanto necesarios y deseables, solo la sustracción y la falta de aporte son condenables.


Constancia y paciencia, otra gran lección de la dureza y los tiempos difíciles. Cada cosa tiene su tiempo. Construir siempre fue algo costoso, sobre todo si se busca la permanencia y fortaleza en aquello que se construye, sea lo que sea. Destruir siempre fue notoriamente más fácil y signo inequívoco de seres inferiores. Quien puede construir sabe también destruir. Quien únicamente sabe destruir nada sabe de construir cosa alguna...”




Todos nuestros antepasados paganos sabían esto, eran plenamente conscientes de ello por la cuenta que les traía. Si verdaderamente sois capaces, no solo de entender, sino de integrar todo lo descrito hasta ahora en vuestras vidas con sinceridad, podemos empezar a hablar sobre magia...  

Fotografía empleada by Rik Garret:http://www.rikgarrett.com/

martes, 8 de marzo de 2016

EL LARGO Y PROLONGADO DESORDEN DE LOS SENTIDOS...


EL LARGO Y PROLONGADO DESORDEN DE LOS SENTIDOS...




La única gente que me interesa es la que está loca,. la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las. Estrellas... “


Jim Morrison.


La horda está cambiando, ya no veo a esos jinetes magníficos y salvajes. Esos bárbaros libres e impetuosos, custodios y portadores del fuego de la llama negra. Nuestro número parece que aumente, más su esencia se diluye perdiendo fuerza, la transgresión y lo prohibido están en una balanza, vendidos a peso como un inocuo alimento.


Encerrados en nuestra prisión de conformismo miope, encadenados a nuestras propias vidas grises, diseñadas y construidas por nosotros mismos. 
Recuerdo las danzas de tiempo atrás. Cuando aún era posible encontrar a los hermanos, cualquier noche podía ser el momento propicio. Noche salvajes, celebraciones de vida y muerte, ritos y éxtasis. No había pose ni disfraz, el fuego resultante nacía del interior de todos nosotros. Era una comunión verdadera, libre, amparada en una negra oscuridad que velaba por nosotros como una madre.

Las palabras eran truenos que movían montañas. Cada acto, cada gesto era crear un mundo.


La música... una voz femenina llena el aire , a mi lado hay una mujer que le susurra algo a un hombre. Tiene diamantes en los ojos, y el brillo en su mirada late con cada golpe de tambor.
Ambos se marchan, juntos quemaran los limites del universo con su pasión de esta noche.
Mucha gente baila, casi en trance, sombras primitivas y audaces que se recortan contra el fuego de las llamas. Yo me desplazo entre la gente, casi a cámara lenta, casi disuelto entre ese mar de emociones vibrantes. Mis ojos se fijan en rostros y cuerpos, hablan más que las palabras, cada uno me cuenta historias distintas. Algunas las veo crecer y tomar forma.
 ¡ que hermosa danza ! Es el universo en expansión, latiendo vivo, fuerte, vibrante, los mundos tocándose unos a otros explorandose, sin complejos ni miedos.


En realidad todos estamos cortejando a la locura, solo dejamos que está emplee de nosotros, así se manifiesta. Ella es la puerta de entrada a los Dioses. 


Ya no quedan Aquelarres, ya no queda rebelión posible para aquellos a los que se a hecho creer que son libres. Debemos recuperar la locura, la noche y la sangre, el éxtasis y la catarsis de los sentidos. La más atrevidas orgías actuales son fiestas de plástico. No hay rito, no hay reverencia, no hay misterios ni límites que romper.


Donde, donde, ¡DONDE! Está la magia... Frágil pájaro de alas nocturnas, cuyo trino encandila los oídos preparados para ello. Nuestra criatura de cristal y reflejos está escondida, ocultándose de la luz de un sol que quema sus plumas blancas, esas con las que acaricia nuestra respiración y magnífica nuestros sentidos. Se refugia en los versos de todos los poetas malditos, en todos los corazones que todavía albergan deseos y furia por vivir, se esconde en todos los mundos aun prohibidos.
Vuela libre por los cielos de todos los ritos no olvidados y los de aquellos que están por soñarse. Besa mi nariz mientras recito los nombres antiguos, incendia mi Alma adormecida con paisajes hoy prohibidos, llevándome a los reinos del festín infinito, no dejéis que os engañen los mercaderes de espejismos, esos que venden un pálido reflejo de nuestra antigua gloria, malherida, mestiza, falsa, y puesta al alcance de muchos que jamás fueron dignos de contemplarla.



Hemos transformado el renacimiento negro en una bestia enjaulada, en un triste animal, huraño, preso, retenido y mostrado al público en un indecente escaparate de indolente comodidad. En una jaula de falsa accesibilidad, pretendemos vender sus secretos y la rabia de su feroz saliva. Ya no hay reverencia, devoción o sentido sacro alguno, ¿ y os extraña que devore los corazones de quien osa entrar en su recinto ?.


No nació para estar presa, ni para tratar con espectadores prudentes, todos aquellos que la observan con comedida distancia, esperando a que un pretendido domador les diga que es seguro acercarse.


Estas mis palabras, de seguro resultan un acertijo para muchos, no será así para quienes ya transitan los viejos senderos, los hijos de la noche, la única y auténtica legión de los desposeídos y desterrados. Olvidaos de las falacias prometidas por los pretendidos sabios de lo inmediato y políticamente correcto. La única y verdaderamente trascendental experiencia del sendero, es presencial, de un ser a otro ser, y a pesar de todo ello solitaria e individual.


                  Daniel Noctis Caesaraugusta, (Zaragoza, España)2106.

Fotografías empleadas by Rik Garret:http://www.rikgarrett.com/




lunes, 29 de febrero de 2016

LA ACTITUD A LA HORA DE AFRONTAR EL ESTUDIO DE LA BRUJERÍA.


LA ACTITUD A LA HORA DE AFRONTAR EL ESTUDIO DE LA BRUJERÍA.

Creemos necesario hacer mención al respecto de este aspecto de la práctica, pues no en vano, en cantidad de ocasiones, la ignorancia o mal interpretación del enfoque necesario en el estudio de la brujería, propicia importantes retrasos y equívocos en muchos practicantes.

Decir que estas recomendaciones son de aplicación general a casi cualquier forma de brujería y por extensión a casi cualquier ámbito relacionado con la vivencia y el aprendizaje, pues son de sentido común, sin embargo adquieren el carácter de imperativo en el caso de la brujería.

Lo común y corriente hoy día es el apresuramiento, las prisas, la superficialidad, y la mano del ego detrás orquestando todos estos impulsos. Mucha gente, en especial la más joven, gusta de opinar sin tener una idea verdaderamente formada sobre su forma de práctica, eso en cuanto atañe a las formas, peor es en el caso de los contenidos.

Los errores mas habituales tienen un denominador en común, una actitud indolente.
Pocos son los estudiantes que afrontan la tarea de acometer lecturas complejas o más académicas, lo arduo del esfuerzo a realizar les resulta insuperable, prefiriendo conformarse con lecturas más livianas, eso cuando no restringen su ámbito de investigación exclusivamente a Internet en formato de un reducido número de páginas de dudoso contenido. Por lo habitual está presente una fuerte impronta en forma de sesgo afirmativo, seleccionando únicamente aquellos lugares en que la información ofrecida va en la dirección de nuestras idealizaciones.

                                            
Existen muchos autores contemporáneos que ofrecen información fidedigna, pero existen asimismo muchos que les precedieron, fuentes de las cuales beben y que no hay que desdeñar. Hay que saber separar la paja del grano, en ocasiones, algunos sólo ofrecen una triste reinterpretación de algo que muchos de ellos leyeron en otros autores.

Por otra parte la lectura de los mencionados textos académicos, o ciertos textos clásicos, pueden aportar una visión más clara o una perspectiva nueva sobre diversos aspectos relacionados con la brujería y el paganismo. Hemos de tener en cuenta, que cuanto mayor sea nuestra formación al respecto, más fácil será entender aquello que estamos haciendo y por qué lo hacemos de la manera en que lo hacemos.

Para empezar vivimos en el siglo XXI no el el XII, apresurarnos a emplear una u otra herramienta, trabajar con ciertos elementos, y llevar a cabo determinados ritos, puede que haga que seamos practicantes de “brujería a secas”. Lo cual no está mal, pero si nosotros mismos nos estamos definiendo como partícipes de una u otra corriente, haremos bien en estudiar las correspondencias que en dicha corriente encontremos.

Determinadas formas de brujería, sobre todo las denominadas “tradicionales”, es decir muchas de las que se alejan de la wicca más contemporánea, son difíciles de rastrear, además de ello, en cuanto a difusión se refiere, existe una gran influencia de todas las formas de práctica relacionadas con las ramas británicas, de momento es poca la información al respecto y casi toda está presente en inglés.


                                             
La razón de ser que dio forma a dichas formas de práctica, se sustenta en una visión del mundo muy concreta. Es imposible disociar dicha visión de dichas formas de práctica, pues es dicha visión lo que da forma, y sentido a todo cuanto llevamos a cabo en dichas corrientes, de lo contrario los resultados obtenidos, nunca pasarán de algo que cualquiera puede obtener mediante el empleo de formas de brujería simples, las cuales están presentes por doquier.

Son muchos los que en cuanto les preguntas sobre la naturaleza de su creencia, enmudecen y pasan a balbucear torpemente alguno de los muchos “clichés” o “estereotipos” aprendidos en breves y superficiales párrafos de Internet.

En muchas formas de brujería, existen sincretismos y evoluciones acaecidas a lo largo de años de influencia de toda índole, frecuentemente es preciso un cierto acercamiento al estudio antropológico para comprender de manera fiel en que nos estamos metiendo.

Esto nos lleva directamente al segundo de los aspectos a tener en cuenta, la práctica. Estamos de acuerdo en que sin un profundo y concienzudo estudio previo, muy probablemente nuestras prácticas saldrán notablemente mal paradas. La visión del mundo de la brujería está impregnada de unas creencias muy concretas, las cuales hemos de conocer y compartir si queremos obtener resultados tangibles.
                             
La figura y papel de los antepasados, la necromancia, las entidades, ( en todas las formas en que estas son contempladas en brujería), los planos de existencia, el significado y empleo de la sangre, el Sabbat, la segunda visión, todas ellas, son cosas que forman parte de la cosmovisión en la brujería, las formas de comunión con esta otredad, es el objetivo último de todo brujo.

Habida cuenta de lo difícil de dicha comunión y de los tiempos en que vivimos, la disciplina necesaria para ello pasa por una acto de verdadera voluntad en muchos ámbitos. Tradicionalmente, los brujos han sido criaturas marginales y solitarias, en cierto sentido esto no ha caminado, es preciso una cierto distanciamiento del mundo, esto incluye lo físico y cierta actitud vital necesaria. Antaño, las dificultades y renuncias a las que debían someterse nuestros antepasados en el arte eran mucho mayores y de una exigencia difícil de concebir para el hombre actual.

Hemos de ser conscientes de que recuperar ciertas formas extáticas, los estados de conciencia, y la catarsis necesaria para muchas cosas, es un imperativo para acceder a otras realidades . Algo notablemente difícil de alcanzar para alguien que no está encuadrado en una tradición con un fuerte acervo cultural y en la que estas prácticas atávicas se encuentren presentes de manera habitual.  Afortunadamente podemos recurrir a nuestros antepasados para que nos sirvan de guía, y no hago referencia aquí a nuestros manes por consanguinidad, sino a los espíritus de todos aquellos que nos precedieron en el arte y que forman parte de la corriente con que nos identificamos.

El sintonizar con dicha corriente y contactar con dichas entidades para obtener su ayuda y guía, es uno de los mayores logros que puede alcanzar un practicante, aunque es notablemente más difícil de alcanzar en solitario que cuando se cuenta con la ayuda de alguien más versado en ello, por contar con una trayectoria de años en dicha tradición.